Como infame y monstruosa calificó el procurador, Fernando Carrillo, la corrupción en el manejo de los dineros destinados para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Carrillo denunció que algunos mandatarios locales hicieron gestiones para que 147 contratos terminaran en manos de financiadores de sus campañas políticas.

Esta denuncia se da luego de revisar una serie de contratos en los cuales se detectó que los mandatarios locales entregaron los convenios a sus financiadores de campaña.